domingo, 1 de enero de 2017

Poema Alfrediano: Parte XXVIII

(Anteriormente, Alfredo ha estallado de
ira de nuevo, aunque sin lograr grandes efectos.
Mientras, Enigine se lamenta de las
consecuencias de este acto en los
universos).

Cuando Alfredo despertó,
negativamente se sorprendió.

Otra vez le rodeaba una masificación aterradora;
cientos de cucarachas sobre él,
con una mirada inyectada en sangre cegadora.

Intentó moverse,
pero a duras penas
podía sostenerse.

Tras haber pasado
por el anterior estado,
la furia le había agotado.

Se pudo dar cuenta sin embargo,
que las cucarachas no eran conscientes
de que había abandonado su breve letargo.

Además, no se movían salvajemente,
si no que estaban quietas,
reposando estáticamente.

Capto entonces su atención,
un brusco vozarrón:

<<¿ES ASÍ COMO DEBEMOS COLOCARNOS?>>
<<SÍ, RECUERDA QUE ENTRE NOSOTRAS HEMOS DE SITUARNOS.>>

<<¿PARA QUÉ DICES QUE HAY QUE PONERSE ASÍ?>>
<<ME HAN DICHO QUE ES PARA EVITAR QUE ESCAPE,
HASTA QUE SE HAYA CONSTRUIDO OTRA CELDA PARA LLEVÁRSELO DE AQUÍ.>>

A pesar de estar agotado,
escuchó con atención
todo lo que las cucarachas habían hablado.

Decidió esperar para moverse.
Recuperaría fuerzas,
y en el momento de traslado podría fugarse.

Escuchó entonces una voz exterior,
cuya sentencia le infundió pavor:

<<YA PODÉIS TAPAR ESTA PARED,
DEJADLES A SU MERCED.>>

Apenas esto escuchó,
cuando un brutal grito
completamente le desgarró.

A este le sucedieron incontables.
Todos bramidos de dolor,
rugidos de un tono insoportable.

Solo entonces se enteró,
de que venía de las cucarachas,
aquel griterío que tanto le sorprendió.

Las cucarachas que encima suyo estaban,
con todas sus fuerzas se desgañitaban.

<<¿Porqué chillan así estos insectos?
¿Será una especie de tortura psicológica,
para enloquecerme a todos los efectos?>>

Las cucarachas, además,
tenían todas los ojos muy abiertos,
intimidando a nuestro héroe de gas.

Pero lentamente, los chillidos comenzaron a apagarse.
Al mismo tiempo, algunos ojos empezaron a cerrarse.

A Alfredo le entró una gran inquietud.
Se acercó a una de las cucarachas de ojos cerrados.
Sus rasgos faciales estaban en una total quietud.

Tampoco la oía respirar.
Aquella cucaracha
acababa de expirar.

Se acercó a otra de ojo cerrado.
Su vitalidad también se había apagado.

A su alrededor ya no se oían gritos,
tan solo débiles chilliditos.

Y entonces escuchó una voz desde fuera,
y se prestó a escuchar lo que dijera:

<<¿HABÉIS COMPROBADO
QUE TODO HA SIDO SEPULTADO?>>

<<¡AFIRMATIVO! HASTA EL ÚLTIMO RINCÓN HEMOS REVISADO,
Y NO SOBRESALEN RESTOS DE CUCARACHA, NOS HEMOS ASEGURADO.>>

<<BIEN... EXCELENTE.
Y DEJAD QUE UNA COSA OS CUENTE.

<<NADIE DEBE ENCONTRAR AHÍ AÚN NINGÚN RESTO.
HASTA DENTRO DE UNAS POCAS DÉCADAS,
SUS CUERPOS LO SUFICIENTE NO SE HABRÁN DESCOMPUESTO.

<<CREE LA INMENSA MAYORÍA DE LOS NUESTROS,
QUE LAS MURALLAS ESTÁN HECHAS
CON INSECTOS QUE YA ESTÁN MUERTOS.

<<PERO LA MAYORÍA DE LAS QUE MUEREN POR CAUSAS NATURALES,
SUELEN SER DE EDAD MUY AVANZADA,
CON UN CUERPO DE COMPLEXIÓN MUY DEBILITADA.
POR ELLO, EMPLEAMOS PARA NUESTROS MUROS LAS MÁS FUERTES.

<<LAS LLEVAMOS HASTA LAS ZONAS INDICADAS,
Y TRAS SEPULTARLAS EN ALQUITRÁN HIRVIENDO,
SIMPLEMENTE LAS DAMOS POR DESAPARECIDAS.

<<LO HACEMOS CON SUMA DISCRECIÓN,
Y HASTA AHORA AÚN A NADIE
LE HA LLAMADO PARTICULARMENTE LA ATENCIÓN.

<<PERO SI ALGÚN DÍA
EL RESTO SE ENTERASE...
¡NUESTRA CIVILIZACIÓN CAERÍA!

<<LAS DEMÁS CUCARACHAS NO LO COMPRENDERÍAN,
Y CON TODAS LAS RESPONSABLES PRONTO ACABARÍAN.

<<POR ESO, NADA DE ESTO DEBÉIS DECIR,
O DE NADA HABRÁ SERVIDO
DURANTE TANTOS SIGLOS SUFRIR.

<<SALDREMOS DE AQUÍ EN UNA SEMANA.
SERÁ DURANTE UNA MAÑANA MUY TEMPRANA.

<<YA SERÍA NUESTRA PERDICIÓN
QUE SE DESCUBRIESE ESTO
TRAS NUESTRA RE COLONIZACIÓN,

<<PERO... ¡IMAGINAD SI SALIESE A LA LUZ ANTES!
A ESTAS ALTURAS, UN ALZAMIENTO DE LA MAYORÍA
CONTRA LAS CUCARACHAS DOMINANTES...

<<ANIQUILARÍA NUESTRA ÚNICA EXPECTATIVA
DE ACABAR CON ESA HUMANIDAD CORROSIVA.

<<VOLVERÍAN A HACERSE FUERTES,
Y PARA CUANDO HUBIÉRAMOS
CONSEGUIDO SUBSANAR NUESTRAS MUERTES,

<<YA TENDRÍAN POTENCIAL
PARA CAUSARNOS UNA EXTINCIÓN TOTAL.

<<ES POR ESO POR LO QUE DEBE GUARDARSE ESTE SECRETO.
SOLO DE IMAGINAR DE NUEVO LAS CONSECUENCIAS...
¡ME TIEMBLA TODO EL EXOESQUELETO!>>

<<JURAMOS QUE NO REVELAREMOS ESTO JAMÁS.
ANTES MORIREMOS QUE EN ESTA PROMESA ECHARNOS ATRÁS.>>

Tras unas breves palabras de despedida,
se dirigieron a un pasillo de salida.

Aquel macabro matadero quedó de nuevo abandonado,
con Alfredo cada vez más consternado.

Aquella raza miserable e invertebrada
era muchísimo más desalmada
que como el la pintaba.

<<,..ACÉRCATE... GRAN... VENTOSIDAD...>>
Una voz, ronca y debilitada,
le devolvió de nuevo a la realidad.

La voz provenía de una esquina de esta prisión.
Alfredo se acercó tras alguna vacilación.

Unos ojos, grandes pero semicerrados,
le miraban cansados.

Una enorme cucaracha yacía agonizante como una vulgar bestezuela.
Estaba aplastada por los restos de sus antiguas compañeras,
solo sobresalía su cara, en la se apreciaba que se estaba apagando como una vela.

<<GRAN PEDO... NO ME QUEDA MUCHO...
ASÍ QUE ESCUCHA... A ESTE MISERABLE... ANIMALUCHO...

<<GRUPOS DE CUCARACHAS... LLEVAMOS CORRIENDO ESTA SUERTE...
DESDE POCO DESPUÉS... DE CAVAR ESTA MADRIGUERA...
NINGUNA IMAGINÓ JAMÁS... QUE CRUELMENTE... NOS DABAN MUERTE...

<<SIEMPRE HABÍA HABIDO RUMORES...
PERO NUNCA JAMÁS...
IMAGINAMOS QUE NOS DOMINABAN... MONSTRUOS OPRESORES...

<<TENÍAS TU... LA RAZÓN...
NOS HAN ALIMENTADO...
CON LA SED DE VENGANZA... Y DESTRUCCIÓN...

<<A LA LARGA, MÁS HEMOS SUFRIDO,
ESTANDO AQUÍ DENTRO,
QUE CUANDO NOS TUVIMOS QUE HABER EXILIADO.

<<EL RESTO DE CUCARACHAS DEBEN SABER...
LA SUERTE QUE.. NOS A TOCADO CORRER...

<<NO TIENE NINGÚN SENTIDO...
INVADIR LA RAZA HUMANA,
CUANDO HACE EONES QUE NINGÚN MAL NOS HA REPERCUTIDO...

<<PERDÓNANOS ALFREDO POR NO OBEDECER,
TENÍAS RAZÓN SOBRE LO QUE DEBÍAMOS HACER...>>

Aunque se trataba de una bestia inmunda,
Alfredo se sintió conmovido,
y resolvió que merecía una oportunidad segunda.

<<Todo está perdonado.
Dalo por olvidado.>>

<<GRACIAS POR TODO, ALFREDO...
ESCUCHA... TE PUEDO SACAR DE ESTE ENREDO...

<<PERO DEBES HACERNOS UN GRAN... FAVOR...
POR EL BIEN DE CUCARACHAS Y HUMANOS...
AMBAS ESPECIES MERECEN VIVIR SIN TEMOR...

<<LES DEBES DE CONTAR LA VERDAD...
SOBRE... ESTA TAMAÑA CRUELDAD...

<<SOLO CUANDO VEAN ESTA HIPOCRESÍA...
EN LA QUE DICEN BUSCAR NUESTRO BIEN...
Y LUEGO NOS SEPULTAN... A SANGRE FRÍA...

<<SOLO EN ESE MOMENTO...
SE ROMPERÁ SU TESTARUDEZ...
DURA... COMO EL CEMENTO...>>

<<Pero ¿Como me van a creer?
¡Me capturarán nada más me puedan ver!>>

<<... LO SIENTO CON TODO MI CORAZÓN...
PERO... NO TE PUEDO AYUDAR AHÍ...
RUEGO TU PERDÓN...>>

<<No importa... ya pensaré la manera,
de convencer a cada cucaracha,
sin que en el intento muera...>>

<<TE LO AGRADEZCO... ETERNAMENTE...
Y ASÍ LO HARÁN... LAS DEMÁS CUCARACHAS,
A PARTIR DE UN PRÓXIMO PRESENTE...>>

En este momento, la cucaracha se convulsionó.
Acto seguido, abundante sangre vomitó.

Entrecerró más aquellos ojos cruentos.
Estaba muriéndose por momentos.

<<MI TIEMPO... ESTÁ... A PUNTO... DE ACABAR...>>
<<¡Espera! ¡Solo dime como de aquí puedo escapar!>>

Y contestó, delirante y con torpeza,
antes de la siguiente convulsión
<<SOBRE... MI... CABEZA...>>

Finalmente colapsó en su totalidad.
Encontró así la muerte,
por fin lejos de tanta adversidad.

Alfredo se acercó entonces a su cabeza inerte.
Una diminuta cavidad se abría entre esta
y el resto de víctimas de tal muerte.

Entre todo el resto mortal,
aquella cavidad tan estrecha,
se alargaba hasta la salida de ese sitio infernal.

Se volvió antes de marcharse.
Sabía que la cucaracha no podía oírle,
pero no pudo contenerse:

<<No te fallaré.
A tu raza salvaré.>>

Tras esta pausa emotiva,
se introdujo en el túnel,
listo para comunicar a las cucarachas tal misiva.

Aún no sabía como se las ingeniaría,
pero estaba seguro de que lo conseguiría,
y de paso, a la humanidad salvaría.

(Esperemos que Alfredo consiga su objetivo.
La trama puede parecer muy confusa ahora, con todo el rollo
de Enigine reflexionando sobre el futuro
del universo, y metiendo a Alfredo en el ajo,
porque sí. Pero creedme, que la cosa se aclarará
tarde o temprano. De momento, dejemos a Enigine
a un lado, y centrémonos en la nueva aventura
de Alfredo. Por primera vez podrá trazar un plan,
y no acogerse a uno de los MILLONES de giros
inesperados que aparecen en el poema, que por
cierto, ahora mismo ya es aproximadamente igual
o más largo que ''El Cantar del Mio Cid'', y
eso sin contar los comentarios e introducciones que
pongo en cada parte entre paréntesis. En resumidas
cuentas, veremos como Alfredo se las ingenia en la
próxima parte, la XXIX).

No hay comentarios:

Publicar un comentario